Como presentar a dos gatos

Presentar a dos gatos

Para quienes amamos a los gatos es muy común tener más de uno. Los gatos pueden ser muy buenos amigos entre si y grandes compañeros de juegos pero la introducción de un nuevo gato puede tomar tiempo y paciencia. Generalmente los gatos se encuentran en dos posiciones territoriales: el gato residente enfrentándose a la presencia de un gato intruso y el gato visitante entrando en un territorio desconocido donde puede haber peligro. Ambas posiciones son estresantes y pueden causar conflictos entre ellos si la introducción no se hace correctamente.

Los expertos recomiendan mantenerlos completamente separados al principio. Especialmente designar un área restringida para el nuevo miembro de la familia equipada con un arenero o caja sanitaria, agua, comida, manta para dormir y un rascador. De esta manera el nuevo gato se sentirá seguro y cómodo al llegar. Después de 2 o 3 dias de estar separados, es recomendable intercambiar sus ubicaciones pero sin que se vean. El gato residente pasará al área donde estaba el nuevo gato y visceversa. Así cada uno se acostumbrará de una forma no invasiva y gradual al olor del otro. También algunos etológos recomiendan frotar a ambos gatos con la misma toalla para mezclar sus aromas.

Otra opción puede ser frotar la cara de un gato con un paño o calcetín para que este se impregne de sus feromonas y luego dejarlo en el lugar donde está el otro gato.

Después de 3 o 4 dias puedes dejar que ambos se vean por poco tiempo, desde lejos y siempre bajo tu supervisión. Gradualmente día tras día puedes dejarlos acercarse más e interactuar. Es normal que al principio uno mufe al otro, se ignoren por completo o se escondan. De a poco se daran cuenta que uno no es una amenaza para el otro y podrán convivir.

Si después de seguir estos pasos sigue habiendo estrés y peleas entre ellos, un spray o difusor de feromonas puede ayudar.